Paso de Palio

Un proyecto de Hermandad

El paso de palio de María Santísima Madre de Dios nació con la llegada de María Santísima Madre de Dios a finales del año 2013. Tras entrar en contacto con el bordador D. Jesús Rosado Borja, autor de la saya de bendición de nuestra Virgen, la relación de la Hermandad con él se fue afianzando, de modo que acordamos que diseñara un paso de palio para nuestra Hermandad. Finalmente, el 23 de enero de 2016, D. Jesús Rosado nos presento un boceto realizado con la colaboración de D. Rafael de Rueda. Diseño aprobado por unanimidad por los Hermanos en la Asamblea General Extraordinaria celebrada el 4 de junio de 2016.

Cualquier donativo en cualquier cantidad se puede ingresar en la cuenta que la Hermandad ha abierto a tal efecto en Caja Rural de Jaén ES47 3067 0036 8123 0708 8126, domiciliando el pago de una cuota periódica completando la correspondiente orden de domiciliación o consultando con cualquier miembro de Junta Directiva.

ORDEN DE DOMICILIACIÓN SEPA – PALIO

Boceto

El boceto, aproximación de lo que será el futuro paso, nos presenta un palio de 3,45 m de largo, 2,35 m de ancho y 4,70 m de alto. De estilo manierista, predomina el dorado, la plata y el negro. La crestería estará tallada en madera y dorada en pan de oro, alternado casetones con espejos rectangulares y redondos. Los varales constarán de un alma metálica cubierta de madera en color ébano, con nudos y basamentos metálicos con un baño de oro, acompañados de orfebrería plateada alrededor del varal.

Las bambalinas exteriores responden a un diseño clásico y estarán bordadas en oro a realce. Las bambalinas interiores llevarán una frase alegórica a la Madre de Dios (en otras partes del palio aparecerán un anagrama con las siglas M y D en referencia a la Madre de Dios). El fleco que se utilizará será en forma de cono invertido dorado terminado en una esfera negra, escogido además de por su estética para llenar en parte el silencio con su sonido cuando el paso ande de frente.

El techo de palio por su parte se compondrá de una alegoría eucarística en su parte central con una paloma que representa al Espíritu Santo tallada en madera con un resplandor de orfebrería en plateado y dorado. También aparecerán unos elementos de madera dorados en pan de oro. En el bordado se repetirán los motivos geométricos de las bambalinas, estando bordados en oro a realce y recuperando la técnica del oro llano, destacando los cuatro anagramas de la Madre de Dios de las esquinas.

Techo de palio.

La estructura de la mesa difiere de las habituales, ya que constará de una sobremesa sobre la que se dispondrá una peana de mayor tamaño del habitual. Estos elementos son de madera, estarán dorados en pan de oro en su contorno y tapizados en terciopelo negro en su parte central, que a su vez estará bordado oro fino a realce en la peana y llano en la sobremesa. La peana constará de tres cartelas talladas que irán doradas en pan de oro, la delantera con el escudo de la Hermandad y las de los laterales con otros motivos propios de la corporación. Sobremesa y peana, facilitarán la disposición de los costaleros más altos en la parihuela. También harán que la disposición de la dolorosa en el paso sea centrada en lugar de la tradicional ligeramente retrasada.

El manto de la dolorosa será corto y caerá a la altura aproximada del baquetón. Por su parte el baquetón seguirá la misma línea que la crestería alternando espejos rectangulares y circulares en casetones de madera que irán dorados en pan de oro. Constará de cuatro cartelas en una la delantera, otra en la trasera y las otras dos en los costeros en las que aparecerán leyendas marianas. Los respiraderos en su parte inferior tendrán un marco de madera tallada dorada, siendo el respiradero propiamente dicho de malla de seda negra bordada siguiendo la línea de las bambalinas. Los faldones serán de terciopelo negro con un salpicado de bordados en oro y como motivo central el anagrama de la Madre de Dios.

La orfebrería en la mesa se compondrá de seis ánforas grandes en los costeros de orfebrería plateada con piñas cónicas de flores metálicas inspiradas en las antiguas de talco. En la delantera por su parte irán dos ánforas de menor tamaño del mismo material y con el mismo tipo de piñas.

En el campo de la orfebrería también se incluye la iluminación del paso que es de vital importancia al procesionar a oscuras parte del recorrido y al carecer de una candelería de velas habitual en la delantera. Todo el proyecto de iluminación del palio girará en torno a cuatro grandes candelabros que irán en las esquinas, por su complejidad no se han definido al detalle en el boceto aprobado y al ir desarrollarlo a escala real se irán viendo las necesidades reales, pero se ha querido representar la idea central de cuatro grandes candelabros acompañados de unos faroles al igual que se hacía en los pasos antes de que aparecieran las candelerías.

Carpintería y talla

La carpintería del paso fue realizada por el astigitano D. Francisco Rosado Borja, siendo un trabajo muy cuidado y de gran calidad. La parihuela es de madera, consta de seis trabajaderas para el trabajo de treinta costaleros. La talla del paso se ha completado con la realización de la parte superior de la crestería, el baquetón, la parte inferior de los respiraderos y las tres magnificas cartelas, todo tallado muy finamente y con gran calidad.

Ánforas

Ánforas delanteras.

Las ánforas del paso de palio son de estilo manierista, realizadas en orfebrería por el taller Herpoplat, de la familia Porras Zamorano. Las cuatro ánforas de los costeros presentan elementos propios como el anagrama MD (Madre de Dios), el corazón atravesado por una espada de dolor y la Cruz de Santiago. Las piñas de flores metálicas son cónicas compuestas de calas, flores de la pasión, azucenas, amapolas y jazmines. Recuerdan a las antiguas flores de talco que solían engalanar las iglesias y conventos en los siglos XVIII y XIX, confiriendo un aspecto clásico al paso de palio.

Las dos ánforas delanteras son las más pequeñas, presentan unas galleras en el cuerpo inferior, esmaltes y querubines en el medio, y nuestra Cruz de Santiago en el superior. Sus piñas son bicónicas y compuestas de azucenas.

Las ánforas de mayor tamaño se ubican en el centro de ambos costeros, escoltando la imagen de María. Presentan esmaltes en la base, el cuerpo esta formado por cuatro ángeles exentos que sostienen el cuerpo medio. En este, encontramos esmaltes y la oración de la Salve grabada en latín. En el cuerpo superior volvemos a encontrar la Cruz de Santiago. Las piñas de flores metálicas de estas dos ánforas son también bicónicas compuestas de calas, flores de la pasión, azucenas, amapolas y jazmines.

Iluminación

Escoltando cada una de las ocho ánforas se presentan un total de dieciséis fanales con un cuerpo de ébano con esmaltes y unas esferas de coral rojo en las bases que se unen al paso mediante cuatro garras de orfebreria.

Desde la Hermandad agradecemos siempre a Jesús, Francisco, Cristóbal y Cándido su trabajo, esfuerzo y amabilidad con nosotros, así como, a los donantes que estan haciendo posible que una Hermandad como la nuestra pueda afrontar un proyecto de esta magnitud.

Te sueño entre varales
bajo un palio mecido por ángeles
entre la tierra y el aire
racheando muy despacito
con chicotás, como Tú,
tan elegantes que asombren
a las alturas celestiales
en un silente anochecer
de primavera impresionante.

María José Chica García. Pregón de la Semana Santa de Jaén 2017.

Compartir en...